Cuando tu disco duro llega a ser irrecuperable

Cuando tu disco duro llega a ser irrecuperable

Escrito por: Fernando Alvarez    31 octubre 2011     3 Comentarios     1 minuto

Muchas veces ns encontramos con discos duros que no se recuperan, aunque usemos las más variadas herramientas de rescate de sectores o archivos.

Creo que a todos nos ha pasado: sufrir la desagradable experiencia que un día de éstos Windows o Linux o el sistema operativo que tengamos, de un error irrecuperable, extraño e inentendible y que el ordenador ya no pueda cargar el sistema operativo.

Existen herramientas que se encargarán de poder corregir los errores, si es que podemos todavía entrar a Windows, además de distros de Linux que están especialmente hechas para corregir cualquier tipo de problema con el disco duro.

Aunque la opción de recuperación de Windows es recomendada por muchos sitios especializados, la verdad es que pocas veces puede corregir el problema; al contrario, por experiencia personal el disco en cuestión puede quedar peor que antes, de acuerdo a la magnitud de los errores.

Como ejemplo, un botón. Un amigo me ha traído su ordenador con uno de los discos dañados en una de sus particiones. No es una partición de sistema operativo, pero los datos que ahí guarda son importantes para él. El problema es que ninguna de las herramientas de Hiren´s Disc o Ultimate Boot CD ha sido capaz de recuperar los sectores dañados (mucho menos los archivos) y no queda más que la eutanasia.

¿Alguna vez te has enfrentado a la misma situación?


3 comentarios

  1. Conejo Hacker dice:

    si tienen razon pero antes de la eutanasia tiene la ultima opcion, bajen una distribucion de linux y ejecutenla como live cd, navegando por las carpetas pondran rescatar casi todo.

  2. Fernando Alvarez dice:

    Ese “casi” incluye a los discos que son irrecuperables, porque ni siquiera los livecd de Linux los rescatan.

    Saludos

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.