16 noviembre 2012 Actualizaciones, Windows

A pesar de que Microsoft no ha dado a conocer cifra alguna de ventas de Windows 8, salvo a las que se refería Steve Ballmer a las pocas horas de haber sido lanzado, la verdad es que parece que el nuevo SO no está vendiendo demasiado bien, a pesar de que ya tiene más presencia que Android en la web y de que se dice que ya cuenta con más usuarios que Linux

No solo que “demasiado bien” parece ser una expresión demasiado benévola para la situación de Windows 8, sino que realmente lo es: fuentes de la compañía hablan de cifras preocupantes; para justificarlas, Microsoft ha comenzado a echarles la culpa a los fabricantes de PC que han reaccionado muy lentamente con nuevos equipos.

Podría haber demasiado factores en juego como para explicar fácilmente por qué Windows no estaría vendiendo lo que todos esperaban que iba a vender. Al parecer, hay cierta confusión entre la cantidad de versiones, al igual que entre los fabricantes que todavía no se deciden a aceptar si W8 es un sistema de escritorio o un sistema para portátiles.

La confusión también se extiende a los usuarios, que no saben exactamente qué es lo que buscaba Microsoft con Windows 8: ¿un PC con un SO revolucionario o un SO para tabletas y un sistema híbrido para PCs al mismo tiempo?

Por el momento, escribo esto aún desde Windows 7. Espero que Windows 8 no sea el próximo Vista, que Windows 9 sea el próximo Windows 7 y que no estemos sacando conclusiones demasiado anticipadas.

Vía | Supersite

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *