25 marzo 2012 Internet, Web

Ya sea a través de Zulu, del malogrado Netflix en España (o detrás de un proxy con el Netflix americano) Voddler o el interesante Youzee, la alternativa de ver películas en streaming se hace cada vez más atrayente. ¿Cuánto hace que no compras o alquilas una película? Puede que, como yo, mucho tiempo.

Si no tiras de los torrents o de la mula, el streaming se ha vuelto una solución cómoda, que no requiere nada más que sentarnos a ver la película, recibiéndola a través de la red. Para este año se piensa que se romperán todos los récords de visionado de películas en streaming y que se superará a la cantidad de películas vistas en DVD o Blue-ray, de acuerdo a un estudio hecho por IHS Screen Digest.

Lo curioso es que aún vendiéndose más películas en streaming, el beneficio para las compañías será mucho menor. Y aqui entra la explicación del por qué las productoras prefieren el modelo de formato físico: mientras las películas por Internet dejarán aproximadamente unos 1.720 millones de beneficio, las películas en disco entregarán ganancias por 11.000 millones de dólares. La razón es que los servicios de streaming cobran tarifas mucho más baratas para ver una película mientras que hablamos de 20/30 euros (y hasta más) por una película o una temporada de una serie en disco.

Por último, las cifras que he dado corresponden al mercado más fuerte del mundo en estos menesteres, como lo es el norteamericano. Aqui en España ya se sabe que Netflix ha abandonado el barco (además de una serie de desatinos en su mercado natal que les han “bajado” más de un millón de clientes) y que desde diversas instancias del gobierno se insiste en mantener el viejo modelo, potenciando más beneficios para las sociedades de derecho de autor.

Vía | Los Angeles Times

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *