31 mayo 2012 Internet, Web

La salida a bolsa de Facebook, cotizando sus acciones en el mercado de valores, ha sido completamente desastrosa salvo por la euforia del primer día; los días subsiguientes de cotización (y solo llevamos 11 días) han provocado que el fundador de Facebook, Marck Zuckerberg, haya perdido 3.800 millones de euros y que a su vez haya provocado pérdidas a sus accionistas por otros 29.000 millones de euros.

Para más inri un grupo de accionistas ha demandado a Facebook, a su presidente ejecutivo Mark Zuckerberg y a varios bancos, porque creen que la firma escondió pronósticos futuros de crecimiento que no le favorecen en nada debido a una pronunciada baja en sus ventas de publicidad, antes de su oferta pública inicial de acciones.

Podemos decir muchas cosas para analizar el por qué Facebook ha fracasado en lo que lleva cotizando en bolsa, sobre lo cual los medios especializados en finanzas han escrito ríos de tinta. Ta vez lo ha hecho en un momento que no era el más indicado, aunque Facebook esté orillando los 1.000 millones de usuarios (que solo son usuarios que suben fotos y comentan otras fotos y no son billetes) o quizás los que están dispuestos a invertir en la bolsa no se tragan más lo de una “nueva burbuja tecnológica”, como lo hicieron a principios de los años 90.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *