9 noviembre 2016 Internet

Cifrado

Como ya sabéis, el sistema DNS de Internet tiene una importancia muy grande debido a que es el encargado de traducir las IPs a nombres de dominio. Sin él, no podríamos acceder a muchas de las páginas web disponibles hoy en día. Sin embargo, tras los últimos ataques ejecutados sobre algunos de los servicios de resolución de DNS, se ha puesto en marcha una medida para evitar este tipo de situaciones.

El propio sistema utiliza una clave con el fin de asegurar la información que se transmite. Concretamente, y hasta hace unos días, la misma tenía una longitud de 1024 bits, suficiente para poder proporcionar una cierta seguridad. De hecho, la misma no había sido vulnerada. No obstante, la ICANN ha decidido aumentar el tamaño hasta los 2048 bits con el fin, como ya hemos dicho, de aumentar la seguridad. El cambio es completamente transparente y no requiere de intervención por parte de los usuarios.

En todo caso, la modificación es notable en temas de seguridad debido, sobre todo, a que se evitará el éxito que pudieran tener futuros ataques, los cuales serían bloqueados debido al cifrado que otorga esta clave. No en vano, si no se puede romper la seguridad tampoco se puede conseguir vulnerar el sistema.

Mencionar que algunas de las claves que se utilizan en otros servicios de Internet, por ejemplo, en algunos certificados SSL, también tienen una longitud de 1024 bits. Una medida que se quiere reforzar con el fin de asegurar la integridad de los servicios y, sobre todo, evitar el robo de datos.

Vía | Motherboard
Imagen | FlickR – Christiaan Colen

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *