Cuidado con las actualizaciones de software

Cuidado con las actualizaciones de software

Escrito por: Esteban    6 junio 2008     Sin comentarios     1 minuto

Uno de los principales inconvenientes que encontramos al utilizar programas de ordenador (de cualquier tipo) son las continuas actualizaciones a las que estamos sujetos.

Por lo general, existen dos tipos de actualizaciones: las actualizaciones de versión, que suponen un incremento de prestaciones, mejoras generales en el funcionamiento, nuevas funcionalidades, etc.. en resumen, mejoran el programa. Este tipo de actualizaciones no suelen ser obligatorias, aunque si se aprovecha al máximo el software y se quiere evolucionar en su uso, se suele actualizar a una nueva versión del programa.

El otro tipo de actualizaciones son las de seguridad o estabilidad, más conocidas como parches (aunque algunas empresas les hayan dado nombres más estrambóticos y originales) Estas actualizaciones se recomiendan encarecidamente porque suponen solucionar algún fallo en el funcionamiento del software.

Uno de estos fallos, tras aplicar una actualización (que paradoja) es la que ha causado un fallo en el funcionamiento de una central nuclear en EEUU. Como puede comprobarse, las actualizaciones afectan de una manera crítica al funcionamiento y ejecución de los programas que ejecutamos en nuestro ordenador.

Por eso, uno de los mejores consejos a seguir en las actualizaciones es esperar un tiempo prudencial (próximo a una semana) y comprobar las reacciones de aquellos valientes que las hayan probado en sus máquinas.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.