Algunas decisiones que debes considerar antes de crear tu web

Escrito por: fmolina    5 noviembre 2013     Sin comentarios     3 minutos

InternetDisponer de un sitio web propio con el que aumentar nuestra visibilidad es clave tanto para profesionales como para empresas que quieran dar a conocer sus productos y servicios al mayor número posible de personas. A veces esto se deja a un lado porque no se dispone del presupuesto, del tiempo o de los conocimientos técnicos necesarios pero actualmente tenemos muchas opciones para resolver este problema de forma rápida y sencilla. ¿Por dónde empezar? Lo primero que podrías plantearte es el tipo de web que mejor se adapta a tus necesidades. En los últimos tiempos los blogs están en auge ya que son fáciles de gestionar, se pueden montar sin demasiados conocimientos técnicos y se adaptan muy bien al tipo de publicaciones periódicas que hacen muchas empresas y profesionales para reforzar su presencia en Internet. Si este no es tu caso puedes optar por una web más "tradicional" a la que también podrías considerar añadirle una sección en formato blog para ir añadiendo novedades así como un diseño que se adapte bien no solo a los ordenadores sino también a tablets o smartphones.

Disponer de un sitio web propio con el que aumentar nuestra visibilidad es clave tanto para profesionales como para empresas que quieran dar a conocer sus productos y servicios al mayor número posible de personas. A veces esto se deja a un lado porque no se dispone del presupuesto, del tiempo o de los conocimientos técnicos necesarios pero actualmente tenemos muchas opciones para resolver este problema de forma rápida y sencilla.

¿Por dónde empezar? Lo primero que podrías plantearte es el tipo de web que mejor se adapta a tus necesidades. En los últimos tiempos los blogs están en auge ya que son fáciles de gestionar, se pueden montar sin demasiados conocimientos técnicos y se adaptan muy bien al tipo de publicaciones periódicas que hacen muchas empresas y profesionales para reforzar su presencia en Internet. Si este no es tu caso puedes optar por una web más “tradicional” a la que también podrías considerar añadirle una sección en formato blog para ir añadiendo novedades así como un diseño que se adapte bien no solo a los ordenadores sino también a tablets o smartphones.


Una vez que has tomado estas primeras decisiones de diseño debes pasar a aspectos más técnicos como la compra de un dominio o la elección de un hosting. Si simplemente estás en fase de experimentación puede interesarte empezar sin invertir dinero usando plataformas como WordPress.org en la que puedes obtener un blog de forma gratuita en cuestión de segundos. Ésta, sin embargo, no es la opción más profesional así que antes o después deberías considerar la compra de un dominio propio, algo que no tendrá demasiado coste. Para ello deberás buscar uno que esté libre y que, al mismo tiempo, tenga algunas características como que sea fácil de recordar o que incluya palabras clave que describan bien los servicios o productos que se ofrecen en la web.

Cuando tengamos el dominio llegará el momento de elegir un hosting, existiendo la posibilidad de contratar ambas cosas a la vez. Los proveedores suelen ofrecer distintos planes según criterios como el tráfico generado. Recuerda revisar bien estos planes y contratar el que mejor se adapte a lo que necesitas porque en muchas ocasiones se contratan planes sobredimensionados que solo sirven para gastar un valioso dinero en algo que no necesitemos.

Una vez que todo esto esté en marcha ya solo queda comenzar a introducir contenidos y trabajar día a día para reforzar tu presencia en la web. Hoy en día esto no se puede hacer con éxito si dejamos a un lado aspectos como la analítica web, el posicionamiento en buscadores o las redes sociales así que deberás tener y trabajar la conversación con tus seguidores y clientes a través de Facebook, Twitter o Google +.

Si todo esto te sigue pareciendo demasiado esfuerzo puedes recurrir a servicios como el ofrecido por 1&1 que te permite crear una página web de forma muy sencilla a partir de plantillas personalizables que puedes ir modificando en cualquier momento. Gracias a estos servicios puedes disponer de web en muy poco tiempo sin necesidad de conocimientos técnicos ya que gestionan la compra del dominio, el hosting o la consultoría en aspectos como el posicionamiento o estadísticas web.

Estas son solo algunas directrices generales para que puedas empezar a trabajar. En cuanto te pongas en marcha surgirán otros temas a tener en cuenta pero estos son los más habituales en un primer momento y, como ves, no son complicados así que no hay excusa para no intentarlo.

TE PUEDE INTERESAR

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.