26 julio 2012 Curiosidades, Windows

Tanto si algunas veces te has fijado en la cantidad de disco duro que está ocupado o si ya te ha salido el aviso de que tenías poco espacio en disco, nos viene a la cabeza lo siguiente: “Pero ¿Por qué si yo no he instalado nada?”. No tienes por qué haber instalado algo nuevo, sino que simplemente gran parte del problema es el descomunal tamaño que pueden alcanzar las carpetas C/Usuarios/”tu nombre de usuario” en Windows 7 o la carpeta Documents and Settings en Windows XP, más grande que la del propio Windows.

En estas carpetas se almacenan nuestros perfiles de usuario y son usadas por los programas para almacenar cosas tales como temporales o archivos de instalación. Si te fijas, también encontrarás a Mis Documentos, los archivos temporales de algunos navegadores, los temporales de Windows y la carpeta con los elementos del Escritorio. El problema es que tanto Mis Documentos como la del Escritorio (si tienes, como yo, la mala costumbre de dejar en el escritorio muchos ejecutables de programas o carpetas de 100 GB llenas de fotos) son las carpetas más usadas y en donde dejamos todo lo que descargamos, en donde almacenamos documentos, música, fotos y un largo etcétera.

El tamaño descontrolado de estas carpetas provoca que el ordenador se encienda y se apague más lento, que se provoquen cuelgues y que el funcionamiento se haga mucho más lento de lo que es. La solución pasa por mantener esas carpetas con un tamaño de unos 100 Mb como máximo, eliminando todo lo que no nos haga falta. Muchas veces tendremos que hacer este trabajo de forma manual, fijándonos muy bien qué carpetas abrimos y qué borramos. Desafortunadamente, no todos los programas especializados ni el mismo Limpiador de archivos de Windows eliminan todo lo que sobra en Documents and Settings/Usuarios.

Evidentemente, si encuentras carpetas ocupadas por programas que ya no tienes instalados, podrás borrarlas tranquilamente. Esto ocurre, porque los desinstaladores no eliminan todas las carpetas del sistema o bien porque los programas tampoco tienen el mismo criterio sobre qué carpeta usar: algunos emplean la carpeta Datos de programa y otros no. Incluso algunos programas no instalan nada en estas carpetas; otros crean muchas sub-carpetas en diferentes ubicaciones, incluso algunas ocultas y otras no.

En fin… poner en una dieta forzada a nuestra carpeta de Documents and Settings o de Usuarios en Windows 7 (previo a una buena limpieza de registro, una buena limpieza del Escritorio y a una desfragmentación) nos va a dejar el ordenador un poco más rápido y ágil a la hora de encender, de apagar y de hacer otras labores. Luego del adelgazamiento obligado de estas carpetas, puedes mover la carpeta Mis documentos a otra ubicación, partición o sector del disco para mantener más liviano el tamaño del perfil.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *