Cómo mejorar la seguridad de las transacciones en línea

Cómo mejorar la seguridad de las transacciones en línea

Escrito por: Jaime Gomez    23 noviembre 2020     3 minutos

El entorno digital no es un lugar tan seguro como parece a priori. Tampoco es el nido de víboras como el que en ciertas ocasiones se presenta. Se trata de un ámbito que —como cualquier otro dominio— requiere un determinado nivel de atención por parte de aquellos que se internen en él y hagan uso de las posibilidades y las herramientas que ofrece.

Es cierto que el tráfico online ha experimenta un aumento sin precedentes en los últimos tiempos, y que, como todo gran cambio, esto representa también un importante desafío en determinados aspectos. El de la seguridad es uno de ellos.

El número de amenazas que afectan a las transacciones en línea que realizan los usuarios de internet es cada vez mayor, y lo es por el simple hecho de que hay más movimientos que nunca. Vivimos en una época y en un contexto internacional en el que la digitalización se ha convertido en una necesidad imperante, y al ser internet la nueva ruta por la que se realizan las operaciones, ese es el contexto en el que operan los bandidos del siglo XXI, los ciber-delincuentes.

Seguridad Online

Dependiendo de si somos un comercio que realiza y recibe sus transacciones —ya sea en parte o en su totalidad a través de la red—, o un consumidor que realiza sus compras de bienes y servicios por internet, cuestiones como la confidencialidad de la información, la autentificación del usuario, la utilización de sistemas de seguridad como las firmas electrónicas digitales o la integridad de la información, serán todos ellos requerimientos esenciales a garantizar como empresas y a exigir como clientes, respectivamente.

Para ello, si somos un comercio que depende de internet para sus operaciones deberemos asegurarnos de elegir una plataforma de eCommerce segura y fiable, eligiendo siempre plataformas de avalada reputación. Deberemos también implementar certificados SSL para poder navegar con protocolos seguros como es el caso del https. Por supuesto, deberemos ofrecer formas de pago seguras y sencillas, con pasarelas de pago de garantías. Se trata, este, de un punto sujeto a muchas amenazas, así que habrá que extremar las precauciones. Una de las formas de hacerlo es cumpliendo con las normas PCI DSS o usando sistemas de seguridad extra como sistemas de PIN. Además, es conveniente no almacenar datos sensibles de los usuarios para reducir el riesgo de sufrir sustracciones o malos usos, y vigilar de cerca nuestra tienda online en busca de actividades sospechosas. De esta defensa y atención continuada dependerá en gran medida la seguridad de nuestro sitio web.  El acceso a la parte de gestión de la plataforma deberá estar siempre limitado a un número reducido de ubicaciones, idealmente deberíamos acceder mediante un router VPN, para evitar que la comunicación pueda ser interceptada.

Si, por otra parte, somos usuarios de plataformas de comercio online o compradores digitales, los consejos de seguridad básicos serán imprescindibles para blindar nuestras transacciones frente a ataques. Asegurar la autenticidad de los dominios a los que accedemos y su fiabilidad, estar al tanto de las condiciones de uso y políticas de privacidad de los sitios, mantener nuestros dispositivos y nuestros programas actualizados y protegidos a través de sistemas de seguridad, realizar comprobaciones de nuestros movimientos de cuenta de forma periódica, cerrar las sesiones después de terminar nuestras compras, utilizar tarjetas de prepago, no conectarnos a través de redes wifi públicas, gratuitas o abiertas, o utilizar contraseñas reforzadas y seguras, son todos elementos clave para mantener la seguridad de nuestras transacciones en línea.

3 comentarios

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.