17 octubre 2009 Software, Windows

china-flag.jpg

Esto empieza a ser algo habitual. Un producto está a punto de llegar a las calles. Su secreto profesional se guarda celosamente y nada se filtra al exterior, pero de repente ya lo encontramos pirateado en Internet o falsificado en un mercadillo. Acaba de ocurrirle a MIcrosoft con su nuevo, tan nuevo que no ha salido aún, Windows 7. El gigante de Redmond se ha abierto al mercado asiático y eso le ha costado caro.

A partir del 22 de octubre podrás adquirir el nuevo y flamante Windows 7 por unos 320 dólares (215 euros). Sin embargo, si eres residente en China o estás por allí de paso, una copia ilegal del nuevo sistema operativo te costará 20 yuanes, unos 2 euros. Microsoft está decidido ha abrirse al mercado asiático, el segundo mercado mundial en el consumo de ordenadores, pero ello no le va a salir gratis.

La empresa de investigación IDC estima que en torno al 80 por ciento del software vendido en China el último año fue pirata. Mientras esta cifra no descienda no se puede hacer nada con China. Esto representa el doble de la media mundial y en torno a cuatro veces más que los mercados desarrollados como Estados Unidos y Japón.

Ya lo ven, China está ahí, todos quieren que participe en sus negocios, pero por lo visto tiene su propia manera de hacer las cosas y eso a nosotros nos crea un problema.

Vía | LaFlecha

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 octubre 2009
  2. Cosa de grandes |UnUsuario 21 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *