2 marzo 2017 Windows

Windows 10

Una de las cosas que más nos molestaban de las actualizaciones de Windows era que tras instalarlas fuera necesario reiniciar el equipo. Algo que no sucede en otros sistemas operativos. Microsoft ha estado trabajando en este aspecto, siendo consciente de que se trataba de un tema que molestaba a los usuarios. Finalmente ha conseguido una solución. La misma se implementará en Windows 10 Creators Update.

Microsoft, al solicitar el reinicio del ordenador después de instalar actualizaciones, ha implementado una nueva opción que permite posponer dicho apagado hasta tres días. Se trata de algo lógico, teniendo en cuenta que muchos trabajadores tardan varias horas en reiniciar sus equipos con el fin de no perder trabajo.

Es evidente que existe un límite a la hora de reiniciar el equipo para que las actualizaciones se hagan efectivas. Este límite, puesto en tres días, se ha considerado como suficiente por parte de Microsoft debido a que en muchas ocasiones los parches instalados son de seguridad, es decir, solucionan problemas que a veces son graves. Y, si no se instalan, estaríamos expuestos a riesgos en forma de vulnerabilidades.

En todo caso, Microsoft debería seguir trabajar en cuanto a la instalación de actualizaciones, intentando conseguir que no nos veamos obligados a reiniciar el equipo tras implementar los últimos parches de seguridad. Un aspecto del que ya se puede tomar ejemplo en otros sistemas operativos.

No olvidéis que Windows 10 Creators Update, la próxima gran actualización de Windows 10, estará disponible para su descarga durante las próximas semanas. Un parche que incluirá una gran cantidad de novedades.

Vía | Microsoft
Imagen | Wikimedia Commons – Microsoft

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *