29 septiembre 2017 Linux

Ubuntu

El paso a los 64 bits se está realizando de una manera mucho más rápida de lo que podríamos pensar. Si hace unos años esta arquitectura era minoritaria, con solo algunos usuarios y ni siquiera un dolor de cabeza por el cambio, las últimas modificaciones en los sistemas operativos están obligando a realizar esta evolución de una manera, en ocasiones, abrupta. Tal es el caso de la próxima versión de Ubuntu.

La distribución Linux está a punto de lanzar la versión 17.10 estable. Y, aparte de los cambios que ya se han anunciado, existirá una modificación muy interesante: no se publicarán imágenes ISO de Ubuntu 17.10 en la arquitectura de 32 bits. La notificación se realizaba en una lista de correo de lanzamiento del equipo.

Dimitri John Ledkov, uno de los trabajadores de Canonical, ha confirmado que las razones del cambio son varias: los 64 bits, para empezar, ya son la arquitectura más utilizada en los equipos de sobremesa, sobremesa y servidores. Eso sí, teniendo en cuenta que la arquitectura i386 todavía se seguirá usando en algunos escenarios, se mantendrán determinados ficheros como parches de seguridad, imágenes en la nube, contenedores e instaladores en red, entre otros. Seguirá habiendo actualizaciones para los 32 bits, aunque se queden fuera las imágenes de servidores clásicos y escritorio.

Si sois usuarios de escritorio de Ubuntu, la mejor recomendación que tenemos para vosotros es que actualicéis cuanto antes vuestro hardware con el fin de que sea compatible con los 64 bits. De lo contrario, os iréis quedando anticuados poco a poco. Y sin la posibilidad de acceder a próximas versiones de los sistemas operativos.

Vía | Ubuntu

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *