3 abril 2010 Linux, Música, Multimedia

Songbird

Jarro de agua fría para los usuarios del sistema del pingüino, dado que pierden una opción a la hora de decidir sobre su reproductor multimedia preferido. El que sale es Songbird, cuyo equipo ha decidido centrar sus desarrollos en las versiones para OS X y Windows.

Es una mala noticia dado que no me parecía mal software, aunque siempre aborrecí que en su versión para Linux tuviera menos opciones que en la versión para Windows (algo comprensible, pero poco beneficioso para el software y, sobre todo, para el usuario).

En la última versión que probé (creo que 1.4) la aplicación era pesada e inestable (no como iTunes, que es pesado pero sólido) incluso en Windows. Y ahora quieren añadir soporte para vídeo.

Mi opinión sincera: han perdido el norte. Windows y OS X ya tienen sólidos reproductores multimedia con muy fieles usuarios, y es en Linux donde la cosa flojea un poco (hay muchas opciones, pero la que más o la que menos tiene siempre sus carencias, que Songbird estaba cerca de suplir). Sí, están Amarok, Banshee, Exaile, Rhythmbox, gmusicbrowser… Pero la que tiene opciones para controlar la biblioteca le falta soporte para dispositivos portátiles, o algo peor.

Via | Genbeta
Más información | Songbird

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *