10 noviembre 2011 Herramientas, Windows

Hay muchos trucos y maneras de acelerar el funcionamiento de cualquier Windows. Desde eliminar la mayor cantidad posible de programas en el inicio, hasta entrar a tocar los valores de los servicios. Windows puede ser modificado al límite, aunque hace falta saber lo que se está haciendo para no dejar inservible el sistema operativo.

Para realizar cambios que no afecten el comportamiento de Windows, es que llega Simple Performance Boost. Mediante el uso y configuración del programa, se dice que el sistema ganará en velocidad y en estabilidad.

El funcionamiento de Simple Performance Boost tiene cuatro pestañas principales, en donde iremos marcando o desmarcando cualquier variante que vamos a eliminar o modificar de nuestro sistema operativo. Una vez marcados los cambios que vamos a querer, el programa se encarga de aplicar todos los cambios.

Hay que mencionar que los programadores de esta aplicación comentan que los cambios que se hacen mediante Simple Performance Boost, son los cambios mínimos que no ocasionarán ningún efecto secundario al sistema, ya que hay muchos más que se pueden hacer pero que no nos darán garantías de que no ocurran cuelgues o pantallazos de la muerte.

Vía y descarga | Simple Performance Boost

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *