28 abril 2010 Herramientas, Web

rapidshare_logo.jpg

Hace unos meses el servicio por todos conocido Rapidshare se vio obligado por la ley a filtrar los contenidos que alojaba en sus servidores. Una decisión totalmente en contra de su voluntad, pero que ahora le obliga a posicionarse en favor del copyright, algo bastante paradójico dada su naturaleza.

Está claro que la mayoría de nosotros consideramos a Rapidshare como la meca de la piratería, una especie de mercadillo abierto para encontrar absolutamente de todo de forma gratuita. Sin embargo, esto no es así. Rapidshare vive de gente que ama el copyright y por eso a partir de ahora tendrá que comportarse.

Una de las medidas que esta empresa se verá obligada a tomar es la de cerra ciertas cuentas premium que suben a los servidores demasiado contenido protegido. Además, si la situación lo requiere tendrá que enviar cartas físicas con la amenaza de tomar medidas legales. Parece excesivo, pero es lo que hay.

Rapdishare se encuentra en la peor situación posible: el coste económico de desobedecer a la ley y posicionarse en contra del copyright no es asumible. Sin embargo, tomando estas medidas perderá muchos de sus usuarios actuales y puede que acabe desapareciendo igualmente. Que le pregunten a Mininova.

Vía | Bitelia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *