12 enero 2016 Multimedia

Netflix

Desde hace meses, Netflix es una de las aplicaciones de streaming más populares del mundo. Su andadura comenzaba en Estados Unidos, aunque ahora mismo está presente en varios países del planeta, con todo tipo de contenidos que gustan a los usuarios. España es uno de los últimos lugares a los que ha llegado, por lo que no es extraño que aún sigamos descubriendo todas sus características.

Uno de los aspectos en los que más nos hemos fijado es en la calidad. No es la máxima, aunque siempre intentamos ver los contenidos en 1080p. Lo malo es que últimamente estamos teniendo inconvenientes a la hora de conseguir este dato. Si usamos Firefox o Chrome, el reproductor HTML5 proporciona problemas en la calidad, disminuyendo la misma. De hecho, en este caso la calidad de los contenidos solo llega hasta los 720p.

Si seleccionamos otro navegador como Internet Explorer o Microsoft Edge en Windows, o Safari en Mac, podremos comprobar que, esta vez sí, el soporte hasta los 1080p es efectivo. Entonces ¿qué podemos hacer?

Existen varias soluciones (entre comillas). Antes de nada, es conveniente observar la calidad máxima a la que podemos llegar. Cuando estéis reproduciendo un vídeo, dadle a CTRL + Shift + Alt + S. Os saldrá un menú listando todas las calidades compatibles. Si el número 3.000 se especifica como el máximo, significa que estáis viendo los contenidos a 720p.

Llegado a este punto, recomendamos cambiar de navegador a uno compatible o utilizar alguna de las aplicaciones oficiales de Netflix, las cuales permiten acceder automáticamente a contenidos en alta calidad. No podemos olvidar mencionar que, antes de llegar a este momento, comprobéis que cumplís requisitos como la velocidad de conexión (tened en cuenta que el proveedor de la misma también tiene que ver) o el equipamiento necesario.

Netflix es una de las plataformas de streaming más populares del mundo, aunque lo cierto es que este tipo de inconvenientes empañan demasiado la experiencia de usuario. En todo caso, esperamos que la propia empresa se ponga las pilas a la hora de solucionar los problemas con los navegadores.

Vía | Ghacks
Foto | FlickR – Mike Petrucci

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *