3 agosto 2012 Software, Windows

Habréis visto que muchas veces damos el dato de que existe una versión portable de tal o cual programa, que son ni más ni menos que versiones destinadas para ser utilizados en memorias portátiles USB, los conocidos “pendrive”, que no necesitan ninguna instalación y que se ejecutan directamente.

Estos programas son usados en los casos en que tengamos que cambiar frecuentemente el ordenador que usamos, lo cual puede suceder en entornos laborales o en los casos puntuales en que estemos prestando servicio técnico o de reparación; con llevarnos los programas más usados, en sus versiones portables, dentro del USB, es todo lo que necesitamos en la mayoría de los casos.

Los programas portables tienen sus ventajas y desventajas. Vale decir que aunque las desventajas no son muchas, por sí solas son suficientes para que el programa no funcione correctamente, por lo que sus posibilidades de portabilidad se reducen a cero.

Entre sus ventajas, no es necesario instalarlo en el disco duro porque funciona directamente desde el ejecutable del USB; las ventajas son evidentes, menos uso del disco instalando archivos y un disco más ordenado para el SO del ordenador. Por otro lado, estos programas no suelen modificar casi nada el registro, de manera que tendremos el registro con menos entradas que en el caso de que hiciéramos una instalación completa del programa.

Las desventajas a mencionar de los portables, es que a pesar de su practicidad, no podremos guardar archivos, ya que solo guardan copias temporales del archivo original, con lo que puede haber problemas para abrirlos más tarde. Otra desventaja es que en programas grandes, algunas funciones no trabajan como deberían o directamente no son funcionales, si es que el paso a portable no ha sido bien hecho.

Para finalizar, no sé si podremos considerar como una desventaja que algunos de ellos no puedan actualizarse de manera automática, pero ciertas aplicaciones necesitan archivos previamente instalados de la manera tradicional en el equipo para hacerlo; pero con solo borrar la carpeta del USB de la vieja versión y guardar una nueva carpeta con la última versión, el problema quedaría solucionado.

¿Usas frecuentemente programas portables? ¿Te han dado problemas?

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *