4 noviembre 2011 Herramientas, Internet, Web

Parte de la historia de los ordenadores corporativos estuvo dominada mucho tiempo por terminales tontas, aquellas que permitían entrar o sacar datos, pero que no tenían poder de procesamiento; simplemente, procesaban lo que el odenador central remoto transmitía o recibía.

El concepto de Prism, de Mozilla, nos trae de regreso el terminal tonto y que bien puede ser la norma del futuro: que nuestro equipo sea una simple terminal que ejecute todas las aplicaciones y juegos a través de inmensos servidores y que no tenga la capacidad de procesar nada. Para muchos, la tendencia futura, mientras que para otros, preferiríamos tener a salvo nuestros archivos en nuestro ordenador y tener pleno control sobre lo que hace el equipo en la red.

Prism todavía no es un sistema operativo basado en la red como el Chromiun de Google o el Jolicloud, pero es una extensión para Firefox (o una aplicación ejecutable) que convertirá enlaces en aplicaciones separadas como si fueran programas diferentes, pero que correrán bajo el control de Prism, fuera del navegador (Firefox en este caso) y directamente desde el escritorio.

En teoría, tendríamos que olvidarnos de que el sistema operativo está en el ordenador y efectuar todas las tareas a través de Prism y de sus enlaces devenidos a programas (que en realidad no son programas: son accesos directos).

¿Estás de acuerdo en que volvamos nuevamente a las épocas de las terminales tontas?

Vía | Prism

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *