Parche para Windows Server deja las cosas igual de mal

Parche para Windows Server deja las cosas igual de mal

Escrito por: Francisco Villalobos   @belhor    25 abril 2010     Comentario     1 minuto

El martes pasado (como es costumbre) Microsoft lanzó una serie de parches que pretenden solucionar fallos y corregir errores, uno de ellos marcado como “critico” iba dirigido a los usuarios afectados de Windows 2000 Server que sufren de una vulnerabilidad que se da al instalar Windows Media Services y que permite a los atacantes maliciosos […]

El martes pasado (como es costumbre) Microsoft lanzó una serie de parches que pretenden solucionar fallos y corregir errores, uno de ellos marcado como “critico” iba dirigido a los usuarios afectados de Windows 2000 Server que sufren de una vulnerabilidad que se da al instalar Windows Media Services y que permite a los atacantes maliciosos ejecutar código con privilegios en el ordenador de forma remota.

Pues bueno, el supuesto parche denominado MS10-025 que solucionaría el fallo a final de cuentas no arregló nada, así que además de no servir para nada hizo perder el tiempo a varios usuarios que se tomaron la molestia de bajar el parche e instalarlo. Finalmente hace unos días Microsoft retiró dicha actualización y dio algunas “explicaciones” en donde se argumentó que la actualización no resolvía el error de fondo y que por ello el parche no era efectivo.

Asimismo, la gente de Microsoft ha declarado que hasta este momento no se ha identificado ningún tipo de ataque que aproveche la vulnerabilidad en cuestión, es por eso que recomienda a los usuarios afectados esperar hasta la próxima actualización la cual saldrá el próximo martes (ese día de la semana Microsoft lanza los parches necesarios), o en el caso que estén propensos a sufrir un ataque lo mejor será desinstalar el paquete Windows Media Services del equipo.

Vía | Ars Technica

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.