19 enero 2017 Otros

Casa Blanca

Aunque Donald Trump será el próximo Presidente de Estados Unidos, lo cierto es que el país está dividido entre personas que le apoyan, y las que no quieren saber nada de él. Un presidente bastante polémico que incluso está moviendo a cientos de cibernautas que quieren llamar la atención e intentar que no llegue a la Casa Blanca. De hecho, mañana viernes, cuando se vaya a producir la investidura, es posible que se ponga en marcha la campaña que se ha llamado Occupy White House, la cual tiene como objetivo realizar un ataque DDoS contra los servidores que alojan la página de la Casa Blanca.

Concretamente, es Juan Soberanis, un ingeniero de software, el que está intentando movilizar a la mayor cantidad de personas con el fin de que le ayuden a completar el ataque DDoS que tiene previsto. De esta forma, los usuarios que se unan a la iniciativa enviarían una gran cantidad de tráfico a la página web, dejándola sin servicio. De hecho, el propio Soberanis ha afirmado que “sobrecargando la página web de visitantes seremos capaces de demostrar la voluntad del pueblo americano“.

Por supuesto, este tipo de ataques son considerados como delitos. En Estados Unidos, no en vano, son calificados de esta forma por la Computer Fraud and Abuse Act. Un concepto muy a tener en cuenta por las personas que decidan a unirse a la iniciativa, ya que podrían ser detenidas.

En todo caso, resulta curioso que una única persona esté intentando convencer a los usuarios de que lleven a cabo un ataque DDoS contra una entidad tan importante como la Casa Blanca. Está claro que desconocemos cómo terminará este asunto.

Vía | Wired
Foto | Wikimedia Commons – AgnosticPreachersKid

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *