16 febrero 2016 Navegadores

Microsoft Edge

Fue hace unas semanas cuando los usuarios de Windows 10 se quejaron de que el navegador incluido, Microsoft Edge, no respetaba la privacidad de los usuarios. No solo eso, también tenía algunos problemas de seguridad en el modo InPrivate (el modo privado) que permitía extraer datos que supuestamente se deberían haber borrado. Por supuesto, Microsoft lanzaba un parche con la intención de solucionar el error. Aunque el problema ha sido empeorado.

Al parecer, y según argumentan los usuarios, Microsoft Edge sigue guardando datos personales en el modo InPrivate, además de mostrar una ficha con el historial que puede ser accedida fácilmente. En otras palabras, casi cualquiera puede consultar las páginas que se han visitado, suponiendo esto un ataque a nuestra privacidad y un error de seguridad que debe ser subsanado lo antes posible.

La mejor forma de evitar que nuestros datos se vean expuestos es borrar manualmente tanto la caché como el historial de navegación del navegador.

En cualquier caso, el fallo no afecta a todos los usuarios. Microsoft debería estar trabajando en un nuevo parche que solvente el problema, no debería extrañaros que próximamente os veáis obligados a actualizar el navegador.

No es la primera vez que los navegadores web e incluso los sistemas operativos filtran información que debería ser privada. Por todos son conocidas las puertas traseras, errores puestos en marcha con la intención de que la información de los usuarios esté disponible a placer. Afortunadamente, este tipo de actividades están recibiendo un coto para evitar las fugas de datos.

Vía | TechWorm

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *