5 noviembre 2016 Windows

Windows 7

Es evidente que, con el lanzamiento de nuevas versiones de los sistemas operativos, los antiguos terminan quedando atrás. Microsoft sabe muy bien cómo realizar esta operación, sobre todo después de la gran cantidad de paquetes de software que tiene a sus espaldas. Windows 7 y Windows 8.1, de hecho, se han terminado convirtiendo en ediciones muy antiguas. Por eso, Microsoft ha decidido finalizar la venta de estos sistemas operativos. Está claro que a partir de ahora todas las licencias se centrarán en Windows 10.

Eso sí, esta limitación se centra únicamente sobre los fabricantes de PC, los cuales ya no podrán obtener nuevas licencias de Windows 7 o Windows 8.1. Windows 10 será la única opción que tengan disponible a partir de ahora. Debemos tener en cuenta que, en la página oficial de los sistemas operativos, las licencias ya se dejaron de vender a los usuarios hace tiempo. Por supuesto, en las tiendas todavía quedan algunas disponibles, pero dejará de ser así cuando se termine el stock.

Tened en cuenta que los sistemas operativos, aunque han dejado de venderse, seguirán teniendo soporte durante su vida útil. Es decir, los usuarios que ya los tengan instalados podrán seguir utilizándolos. Sin ir más lejos, las fechas de soporte oficial distan mucho de terminarse, con varios años por delante que garantizan que tendremos nuestros ordenadores a la perfección.

Este anuncio solo debería tener importancia respecto de los propios fabricantes de PC. Los usuarios pueden estar tranquilos, ya que seguirán teniendo soporte y no deberían obtener problemas a la hora de descargar actualizaciones. En todo caso, ya sabéis que Windows 10 comienza a ser una solución a tener en cuenta.

Vía | PCWorld
Foto | Wikimedia Commons – SDTV is beast123

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *