31 mayo 2012 Actualizaciones, Windows

Microsoft está trabajando a fondo para quitar del Windows 8 todo vestigio de código del sistema operativo anterior para que nadie pueda modificar el menú Inicio, de acuerdo a ciertas fuentes estrechamente ligadas al gigante de Redmond. La intención de Microsoft es que no exista ni la más mínima posibilidad de que el código pueda ser modificado por terceros.

A lo largo de los meses que llevamos desde que las diferentes versiones de prueba de Windows 8 han estado disponibles, hemos visto como han salido a la luz aplicaciones de terceros que pretenden devolverle a Windows 8 la característica de contar con un menú de Inicio similar a lo que era Windows 7, con herramientas tales como Start8 o ViStart.

El objetivo de Microsoft con todo esto, es que los nuevos usuarios de Windows 8 se acostumbren a usar la interfaz Metro y que los programadores que hacen aplicaciones para Windows saquen un mayor provecho de la interfaz. Los cambios anunciados aparecerán dentro de unas horas, con el lanzamiento de la versión Release Preview.

La gran incógnita es saber si el público estará dispuesto a aceptar la nueva interfaz y en caso contrario, cuánto tiempo tendrá que pasar para que el nuevo sistema operativo sea ampliamente aceptado, tanto para el usuario particular como por las compañías. Los esfuerzos de Windows 8 parecen encaminados más hacia las pantallas táctiles, sin darse por enterados de que la inmensa mayoría de los usuarios son más tradicionalistas, no cuentan con pantallas táctiles y quieren seguir usando el viejo Windows de la misma manera que lo usaban antes. El tiempo dirá.

Vía | Winsupersite

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *