20 junio 2012 Software, Windows

A pesar de que en los últimos días Microsoft ha sorprendido con dos nuevas tabletas que llevan su propio sello, parece que todo es una estratagema para imponer Windows 8 en la mayoría de los PC del mundo, en la opinión de Stan Shih, uno de los fundadores de Acer.

Mucho se ha hablado en los últimos tiempos, sobre si realmente existe una percepción generalizada de que estamos asistiendo al declive del equipo de escritorio, la llamada “era post-PC”, con equipos portátiles y tabletas dominando el panorama tecnológico. Creo que hay un poco de exageración en esto, como siempre ocurre cuando a las compañías les toca dar publicidad sobre sus productos, haciendo circular una “afirmación” que sea ampliamente aceptada por todos.

Por ello, parece que Microsoft ha pensado más en los usuarios de tabletas para Windows 8, que en los usuarios de PC que todavía son mayoría en el mundo. Pero hay algo más. La estrategia, de acuerdo a lo que ha comentado el fundador de Acer, es hacer creer que Windows 8 es imprescindible en las tabletas para convencer a los usuarios de PC de que deben adoptarlo. Además, a Microsoft no le conviene vender hardware, sino que le conviene vender software, en donde gana más dinero.

Nadie sabe qué verdad habrá en esto. Lo cierto es que las previsiones y porcentages de uso de tabletas contra el de PC todavía es muy dispar. Windows 8 podría contar con versiones para ambas plataformas, lo cual explicaría una cierta dualidad en ofrecer su SO.

Vía | Digitimes

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *