13 enero 2016 Navegadores

Internet Explorer

Internet Explorer, antaño uno de los navegadores web más usados del mundo, ha pasado una línea roja que tendrá consecuencias nefastas. Microsoft ha retirado el soporte a las versiones más antiguas de la aplicación, ayudando únicamente con la versión 11, la más actual. ¿Qué significa esto? Básicamente, que la cuota de uso del software bajará próximamente de manera llamativa. Y sí, lo hará aún más de lo que ya habíamos visto.

No hay duda de que Internet Explorar tiene los días contados. Su uso ya empieza a ser mínimo, y con la única existencia de la versión 11, solo queda esperar a que Microsoft también le retire el soporte, quedando únicamente el navegador Edge. Según las estadísticas, durante el pasado año 2015 la cuota de uso de IE estaba en solo un 20%, claramente inferior a la de la competencia.

Podríamos predecir el futuro del navegador con solo algunas palabras: lo más posible es que Microsoft espere unas semanas hasta que Edge sea más compatible con las tecnologías que existen en el mercado. Llegado ese punto, el soporte a la versión 11 de Internet Explorer será retirado, siendo la alternativa incluida en Windows 10 la que tendrá que hacer frente a la competencia.

No hay duda de que la popularidad de los navegadores de Microsoft ha disminuido gravemente. Desconocemos cuales serán los planes exactos de la compañía, que parece que actualmente está intentando recuperar el terreno perdido con Microsoft Edge. Los próximos meses serán inciertos en el mercado de los navegadores: ¿habrá algún cambio notable, o seguiremos más o menos igual?

Vía | Quartz
Foto | FlickR – Christiaan Colen

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *