7 marzo 2016 Internet

Google

Google tiene un gran problema con las descargas no legales que muestra en su buscador. Desde hace meses, usuarios y empresas pueden solicitar al negocio el borrado de enlaces que les afecten negativamente. Sin embargo, los últimos datos publicados desvelan números escalofriantes. Solo hay que echarles un vistazo para comprobar no solo lo que se quiere borrar, sino también la ansiedad que existe en Internet porque estos enlaces no estén a disposición de los usuarios.

Fijémonos en los datos de hace unos años. En 2014, Google recibía seis millones de solicitudes semanales para que borrara archivos no permitidos, en un principio. Durante 2015 el dato subía hasta los ocho millones. Sin embargo, hace unos días se situaba en la nada desdeñable cifra de 19 millones de peticiones: la compañía recibe un total de 100.000 pedidos de eliminación de enlaces a cada hora que pasa.

Es posible que las páginas que ofrecen contenidos protegidos por derechos de autor hayan sufrido la bajada de visitas llegadas desde Google, aunque eso no significa que su popularidad no siga creciendo. De hecho, ahora más que nunca los usuarios están compartiendo los enlaces directamente, sin la necesidad de intermediarios. La cantidad de visitas directas ha subido de manera alarmante.

Sí, el número de peticiones de borrado de enlaces se ha incrementado de forma exponencial, en algunos casos consumiendo una gran cantidad de recursos. Pero eso no significa que las webs “piratas” vayan a sufrir. De hecho, ahora son más populares que nunca. Y parece que Google no se quiere mover más allá de eliminar enlaces de su buscador y penalizar el posicionamiento de estos proyectos.

Vía | Torrent Freak
Foto | Pixabay – Simon

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *