22 febrero 2016 Navegadores

Google Chrome

Google tiene una particularidad: paga a todas las personas que le ayuden a detectar y corregir fallos en su navegador Chrome. De esta manera, si alguien informa sobre un error, la compañía de Mountain View paga una determinada suma por el aviso. De hecho, las cantidades no suelen ser de menos de cuatro cifras, por lo que ya os imagináis las caras que pone la gente cuando se descubre un fallo.

La última versión de Google Chrome, la 48.0.2564.116 soluciona un fallo crítico de seguridad que afecta al SOP de la aplicación. La conocida como Same Origin Policy no es otra cosa que una medida de seguridad que garantiza que el código que se ejecuta en el navegador no pueda acceder a otros lugares. La información del usuario está siempre a salvo. Por supuesto, la instalación de la última versión de Google Chrome está más que recomendada.

El equipo de Google encargado del navegador fue informado del fallo hace unas semanas por un usuario anónimo que presentaba un informe con la ahora conocida vulnerabilidad. El aviso se realizaba gracias al programa de recompensas de errores de la compañía, por lo que la misma ha procedido a pagar un total de 25.633,70 dólares por el descubrimiento. Debemos tener en cuenta que el fallo podría haber tenido consecuencias inesperadas, por lo que la cantidad está más que justificada.

Recordad que la versión 48.0.2564.116 de Google Chrome ya se encuentra disponible para su descarga mediante los canales habituales. Os recomendamos actualizar a la mayor brevedad posible para evitar problemas de seguridad.

Vía | Softpedia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *