20 marzo 2009 Chrome, Navegadores, Seguridad, Software, Windows

Chrome

Como cada año se organiza el festival Pwn2Own, un evento en el que diversos hackers de todo el mundo tratan de hacer notar las vulnerabilidades de los navegadores habituales. Los elegidos son Internet Explorer 8, Firefox 3, Safari 3 y Chrome, que corren en sendos equipos con Windows (excepto Safari 3, que si no recuerdo mal se ejecuta en un equipo de Apple).

Pues bien, resulta que ayer tres de los navegadores cayeron fulminados al ataque del hacker de turno. Todos excepto uno: Chrome. El navegador de Google fue el único que se salvó de la “quema”.

Y no es difícil imaginarse el por qué. Los sandboxes son los culpables. Para los no iniciados, Google introdujo en su navegador una tecnología que aislaba en una caja de arena los procesos más vulnerables del navegador, que son el de renderizado de HTML y el de ejecución de JavaScript. De ésta manera si alguien consigue hackear, por ejemplo, el motor de renderizado, no podrá hacer ningún tipo de daño en el sistema, dado que éste está aislado en una hipotética caja de arena.

Queda ver si a través de Flash u otro tipo de plugins acaba el navegador cayendo en las garras del hacker. Os mantendremos informados.

Via | arturogoga
Más información | Chromium Blog

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 marzo 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *