22 agosto 2013 Windows

monitor

Con la llegada de Windows 8 y las interfaces alternativas Gnome-Shell o Unity, los fabricantes de ordenadores con pantallas táctiles se frotaban las manos pensando en las ganancias que obtendrían con la imposición de la nueva “moda”. El ratón y el teclado serían rápidamente olvidados en favor de los dedos sobre la pantalla. Sin embargo, ha sido todo lo contrario y en lo que llevamos del año ya podemos hablar de un fracaso de este tipo de dispositivos.

En lo que concierne al mercado de los portátiles con pantallas táctiles solamente entre el 10 y el 15% de ordenadores vendidos este año son con este tipo de pantallas. El resto se ha decantado por ordenadores con pantalla tradicional, Chromebooks y Mac, además de máquinas con Windows 8; de estas últimas, ninguna que tenga pantalla táctil está entre las más vendidas. Y si consideramos a las PC de sobremesa, los números son aún peores, dejando muy mal parado a Windows 8.

La cantidad de inconvenientes que presentan los ordenadores touch (no tabletas) son numerosos. Comencemos por la falta de software adecuado (hasta de parte de la misma Microsoft), con aplicaciones que quedan muy atrás de las “tradicionales” con ratón y teclado, hasta llegar a la grasa de los dedos impregnada por toda la pantalla. Si hablamos de las consecuencias físicas para usar un dispositivo touch, mencionar lo incómodo que resulta luego de unos minutos de uso y la virtual imposibilidad que se use en un sitio de trabajo durante ocho o más horas continuadas.

También mencionaremos los problemas inherentes a los sistemas operativos. Sin ir muy lejos, Windows 8 es resistido a toda costa por culpa de la interfaz Metro, inservible para la mayoría de los usuarios. Una interfaz que es muy buena para una tableta que consuma contenidos, pero mala para crearlos. Por ello, muchos usuarios se pasan a Windows 7.

El futuro de los táctiles podría ser mejor de acuerdo a ciertos estudios que hablan de un resurgimiento de ellos durante el próximo año, se calcula un crecimiento del 48%. Pero si las ventas de Windows 8 siguen como hasta ahora, lo vemos más que difícil; probablemente los táctiles no pasen de lo que son ahora: una moda, un medio para consultar el Facebook, leer el correo y poco más.

Vía | Computer World

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • LuiselVampiro

    Es de esperarse,cuando uno posee una laptop o una desktop y la idea es usarla en una oficina o en la casa pero por varias horas,lo conveniente es que la pantalla este lo mas alejada de la vista posible,de lo contrario te come la vista si estas tan cerca por varias horas seguidas.Yo muy por el contrario uso pantallas mientras mas grande mejor,así puedo estar lo suficientemente alejado y puedo disfrutar de la experiencia mejor. Un smartphone y una tablet es diferente,son dispositivo de encuentros cercanos debido a su tamaño y su comodidad de uso mas rapido con los dedos.

    Esta es mi humilde opinión.

  • Lo que considero un fracaso son las expectativas de venta de tabletas de los fabricantes, porque era evidente ya cuando llegó el boom de las tabletas que como herramienta de trabajo minucioso no servían, y siguen sin hacerlo

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 agosto 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *