29 agosto 2013 Herramientas, Ofimática

Discos duros externos baratos TPO

Aunque en muchas ocasiones ya hemos tratado temas relacionados con las copias de seguridad y la recuperación de datos lo cierto es que casi a diario seguimos escuchando casos de personas que pierden información personal y laboral por no seguir una política de backups adecuada, una situación crítica en muchos casos. Por ello vamos a dar de nuevo un pequeño repaso a las opciones que tenéis para evitar una de estas catástrofes.

Se suele decir que prevenir es mejor que curar y esa es la máxima que también deberíamos seguir para proteger nuestros datos. Desgraciadamente los discos duros pueden fallar, nuestro portátil puede sufrir un accidente o podemos extraviar alguno de nuestros dispositivos. Por ello es muy importante hacer copias de seguridad de todo nuestro contenido, algo que ahora tenemos todavía más fácil gracias a los servicios de almacenamiento en la nube.

El espacio que nos ofrecen servicios como Dropbox o Google Drive puede ser usado como disco en la nube donde dejar nuestros datos importantes para acceder a ellos en caso de que sea necesario. En muchas ocasiones el espacio ofrecido por las cuentas gratuitas es suficiente para almacenar nuestros datos más importantes pero en caso contrario podemos ampliar el servicio con una cuenta premieum o revisar las opciones que ofrecen orientadas a empresas si este es nuestro caso.

Si no siempre vamos a disponer de Internet o son datos especialmente sensibles podéis recurrir a los métodos tradicionales como un USB o comprar un disco duro externo en el que ir copiando la información. Para facilitaros la tarea podéis utilizar algún software para copias de seguridad y configurar copias incrementales (aquellas que copian solo lo que se modificó desde la última copia) y copias completas (copiar todos los archivos que queremos conservar). Es habitual realizar las copias incrementales de forma diaria, por ejemplo, de madrugada, mientras que las copias completas se pueden realizar de forma más espaciada (semanalmente podría ser una opción aunque dependerá de vuestro volumen datos y la frecuencia con la que los modifiquéis).

Si desgraciadamente vuestro disco ya ha sufrido un problema y no tenéis copia de seguridad debéis pasar a intentar recuperar los archivos borrados o dañados. En este caso os podéis ayudar de programas de recuperación de datos como Ontrack Easy Recovery o Recover My Files.

Otra situación que os puede haber ocurrido es que hayáis borrado algunos archivos importantes por accidente. Muchos sabréis que en sistemas Windows cuando se borra un archivo el sistema operativo realmente coloca una marca de borrado pero el archivo sigue estando en disco hasta que es sobreescrito por otra información. Esa particularidad es la que abre la puerta a la recuperación de archivos borrados mediante el uso de herramientas como Recuva, Pandora Recovery, Undelete Plus y muchas otras disponibles en la red.

Esperamos que este repaso sirva para recordar nuevamente la importancia de las copias de seguridad y que os pongáis con ellas y, si el accidente ya se ha producido, podéis probar suerte con algunas de las herramientas que os comentamos.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 agosto 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *