16 enero 2017 Seguridad

Keylogger

La seguridad informática hoy en día es uno de los aspectos más importantes. No en vano, utilizamos dispositivos electrónicos para una gran cantidad de operaciones, lo que puede derivar en robos de datos o ataques a nuestra privacidad, en el caso de que no pongamos en marcha las medidas de seguridad necesarias. Por ejemplo, una de las herramientas de ataque más sencillas que existen son los llamados keylogger. Se trata de aplicaciones encargadas de registrar y remitir, a diferentes direcciones, todo lo que hagamos con un dispositivo.

Normalmente los keylogger se utilizan con el fin de registrar datos bancarios o contraseñas a servicios sensibles, por lo que es normal que las autoridades persigan a las personas que se encargan de crearlos. Al respecto conocemos un caso reciente. Y es que un chaval estadounidense ha sido condenado a diez años de prisión por desarrollar un keylogger. La creación del mismo se realizó hace tres años, aunque el tribunal ha comprobado, sobre todo, el delito cometido.

Lo que no pensaba el desarrollador es que el propio keylogger iba a afectar a más de 16.000 usuarios. Es decir, la herramienta se puso a registrar datos privados de más de 16.000 personas. Desafortunadamente, su actual trabajo en Northrop Grumann, una agencia que trabaja a su vez indirectamente para el Gobierno de Estados Unidos, no le ha salvado de la sentencia.

Las investigaciones realizadas han permitido comprobar que el desarrollador vendió el keylogger a más de 3.000 personas, consiguiendo los consecuentes daños que se provocaran por estas ventas. Una operación que no ha tenido resultados especialmente buenos.

Debemos tener en cuenta que la sentencia es de un total de diez años de prisión, lo que se traduce en una estancia en la cárcel demasiado alta. De hecho, más de uno no está de acuerdo, teniendo en cuenta que se realiza por el desarrollo de una aplicación maliciosa. Desconocemos si se podrá apelar.

Vía | The Hacker News
Foto | FlickR – Robbert van der Steeg

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *