23 diciembre 2016 Internet

Internet

Mientras que en algunos lugares del mundo muchas personas no tienen acceso a Internet con una velocidad mínima, existen países en los que están realizando todos los esfuerzos necesarios con el fin de poder garantizar este servicio a todos los ciudadanos. De hecho, en algunos lugares se califica a las conexiones como un servicio equiparable a la luz o al agua. Tal es el caso de Canadá, donde han declarado Internet como un servicio básico.

La Comisión de Radiotelevisión y Telecomunicaciones de Canadá ha declarado recientemente Internet como un servicio básico, afirmando que la velocidad mínima de conexión para la ciudadanía debe ser de 50 Mbps de bajada y 10 Mbps de subida. Este objetivo debe ser conseguido para el 90% de la población en 2021. Además, el servicio deberá llegar al 100% de la población en un plazo de entre diez y 15 años.

Debemos tener en cuenta que en el país un alto porcentaje de los 12 millones de hogares ya tienen conexiones de banda ancha. Esta estadística se incrementa en los negocios hasta el millón de empresas. Afirmar, en todo caso, que de estos números el 18% son conexiones de ADSL lentas. Algunas, incluso, tienen una conexión mediante línea conmutada, haciendo más difícil la navegación por la red.

Mencionar que la nueva ley incluye un apoyo económico de 535 millones de euros que se destinarán a construir y reforzar la infraestructura de banda ancha existente en Canadá. Se pondrá especial énfasis en las zonas rurales y alejadas de grandes ciudades.

Está claro que conseguir los objetivos propuestos es un hito difícil de conseguir. No en vano, si se ponen en marcha los esfuerzos necesario estamos seguros de que los canadienses podrán optar a una conexión a Internet mucho más rápidas.

Vía | CNET
Foto | Pixabay – TooMuchCoffeeMan

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *