24 junio 2016 Otros

Brexit

Como ya sabéis, los residentes de Reino Unido han confirmado que no quieren estar en la Unión Europea. De hecho, fue durante el día de ayer cuando votaron y dieron su no particular a la estancia en la zona. Sin embargo, los posibles daños, tanto presentes como futuros, ya se están viendo en todo el mundo. Particularmente, en las zonas más próximas al país. La pregunta que muchos nos estamos haciendo es la siguiente: ¿qué consecuencias tendrá esta decisión para las telecomunicaciones?

Para empezar, la moneda que utilizamos en España y en Europa, el euro, será más débil frente a las demás, lo que significa que podríamos ver encarecidos los productos que compremos en otros países. Incluyendo Estados Unidos. A eso hay que añadir que, dependiendo de los tratados que se firmen, es posible que sea necesario aplicar impuestos y aranceles adicionales en cuanto al movimiento de personas y mercancías. Debemos tener en cuenta que estaríamos ejecutando acciones respecto de otro país de fuera de la Unión Europea.

Los operadores de telecomunicaciones también se verán afectados. Telefónica ya ha sufrido respecto de la venta de O2 en Reino Unido. De hecho, la empresa podría estar pensando dos veces en su presencia. Sobre todo porque las acciones se han caido en aproximadamente un 13%. En definitiva, la situación de muchas compañías se ha visto agravada.

Por último, mencionar que, cuando Reino Unido salga de la Unión Europea, las nuevas tarifas de roaming no se aplicarán en la zona, teniendo precios incluso más caros.

Con la anunciada salida de Reino Unido de la Unión Europea se abren una gran cantidad de posibilidades. Sin embargo, parece que durante las próximas semanas veremos únicamente malas noticias. Incluso en el sector de las telecomunicaciones.

Foto | PublicDomainPictures – Petr Kratochvil

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *