31 enero 2017 Curiosidades

Virus

Teniendo en cuenta que medio mundo ya está informatizado, está claro que cualquier ataque a sus infraestructuras puede tener consecuencias muy graves. Por ejemplo, es posible ejecutar un virus con el fin de que provoque su propio efecto, haciendo además todo lo que quiera el creador. Esto es algo que le ha sucedido al hotel Romantik Seehotel Jaegerwirt, una instalación austríaca que ha visto cómo las puertas de las habitaciones se habían quedado bloqueadas.

El ataque se produjo hace unos días, cuando un grupo de hackers conseguía vulnerar el sistema informático del establecimiento y bloquear las habitaciones gracias al uso de un virus del tipo ransomware. La aplicación maliciosa robaba las llaves electrónicas de control, incluyendo además el secuestro del sistema de reservas, los ordenadores conectados a la red y los propios sistemas auxiliares. No hay duda de que el pánico cundía durante unas horas.

Los dueños del hotel solo puedo efectuar una solución. Teniendo en cuenta que el ransomware solicitaba una suma de 1.500 euros con el fin de devolver todos los contenidos, se vieron obligados a desembolsar la cantidad utilizando Bitcoin.

En todo caso, desde el establecimiento han aclarado que se dejaba abierta una puerta trasera con el fin de poder efectuar un segundo ataque, aunque se pudo mejorar el sistema de seguridad con el fin de que esta situación no tuviera lugar.

Este es solo un ejemplo de lo que los virus informáticos pueden llegar a causar. Nuestra recomendación está clara: si disponéis de algún tipo de establecimiento que dependa de ordenadores o de la propia informática, contratad los correspondientes servicios de seguridad. Así evitaréis situaciones como la que hemos comentado.

Vía | The Hacker News
Foto | FlickR – Yuri Samoilov

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *