BIOS: lo más olvidado del ordenador

BIOS: lo más olvidado del ordenador

Escrito por: Fernando Alvarez    14 diciembre 2011     Comentario     2 minutos

La BIOS es el nexo entre los componentes de hardware y software del equipo y el sistema operativo. Tenerlo actualizado nos supondrá beneficios y mejoras en general para el ordenador.

El BIOS es el componente del ordenador que más se pasa por alto y, como consecuencia, muchos ni siquiera saben para qué sirve y para qué está antecediendo cada arranque de nuestro equipo. Sin el BIOS, el ordenador sería una caja muerta sin manera de reconocer el hardware y los programas que la integran.

De manera que el BIOS podríamos verlo como un programa muy pequeño que reconoce todos los componentes dentro del ordenador y hace arrancar al sistema operativo. Una de las razones en que casi nadie da importancia al BIOS es que a pesar de que sabemos que se puede actualizar el firmware, casi nadie lo hace. Cada BIOS se almacena en memorias flash, dentro del ordenador y de acuerdo a las actualizaciones que cada fabricante libera regularmente se puede tener al día el BIOS y el equipo tendrá más o mejores características, o ambas.

Antes que nada, para acceder al BIOS, en el inicio del arranque del ordenador, hay varias maneras, dependiendo del fabricante. Se puede hacer con las teclas SUPR, BORRAR, F2, F12 o con F1, en algunos casos y en la mayoría de los equipos hay información en pantalla al respecto, un par de segundos después de presionar el botón de encendido. Algunos otros equipos dan más o menos problemas a la hora de acceder ya que el sistema operativo comienza a arrancar sin dejarnos entrar en el BIOS, si no somos suficientemente rápidos. En ese caso, hay que apagar el ordenador con el botón de encendido y volver a comenzar.

En el BIOS podemos cambiar la fecha y la hora que registra la placa madre o desde qué dispositivos de almacenamiento iniciará el sistema operativo. En las opciones de los dispositivos es en donde deberemos entrar para cambiar el orden de arranque de los discos (incluyendo el CD y el antiguo diskette para los que todavía lo tienen), más algunas otras opciones de arranque rápido, gestión de la cantidad de memoria dedicada a vídeo o escoger qué tarjeta de vídeo vamos a usar, entre otros. En todo caso, estas opciones son solo algunas, las cuales las trataremos más adelante.

Vale decir que algunas tareas que se pueden hacer en la BIOS son mucho más delicadas que solo cambiar la hora; de manera que las actualizaciones de la BIOS son siempre peligrosas porque si hay falla de energía o incluso falla del medio desde donde actualizamos en el mismo momento de la actualización (que se quede a medias), lo hacemos mal o usamos una actualización que no corresponde con nuestra BIOS, el ordenador puede quedar inservible. Algunas BIOS se pueden actualizar desde el propio sistema operativo, con lo cual no habrá demasiados inconvenientes de actualizaciones abortadas por fallas.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.