11 noviembre 2011 Herramientas, Windows

Las tres características para cerrar Windows son un galimatías para algunos usuarios que nos han preguntado si era conveniente apagar el equipo, suspenderlo, hacerlo entrar en hibernación o directamente dejarlo encendido día y noche.

La verdad es que hay una sola solución que a mí me parece la indicada, pero cada uno sabrá la que es más conveniente de acuerdo al uso que se le de al ordenador. Además de la opción de apagar el equipo, podemos suspenderlo o hibernarlo. A continuación, las ventajas y desventajas de cada opción.

Cuando suspendemos provocamos que el ordenador solamente mantenga en funcionamiento la memoria RAM, guardando el estado de los programas en memoria. Cuando se hiberna el equipo, el ordenador guarda el estado de todas las aplicaciones en disco y de esta manera las encontraremos tal cual estaban la próxima vez que encendamos el equipo.

Con respecto a dejar el ordenador prendido todo el tiempo, no lo recomiendo a menos que permanentemente estemos trabajando con programas que requieran muchas horas de funcionamiento, como las conversiones de vídeos. Si quieres que el equipo te dure más y ahorrar en electricidad apágalo cuando no lo uses.

Ahora bien, el modo suspender lo usaremos cuando no usemos el ordenador por poco tiempo. Por ejemplo, si hacemos una pausa para cenar podemos colocarlo en suspensión para luego regresar y tener todo tal cual lo teníamos instantáneamente.

El modo de hibernación lo podemos usar para volver a reiniciar con todo tal cual lo teníamos antes y no demorar con Windows arrancando desde cero. No es tan rápido como la suspensión, ya que todo se guarda en disco y hay que volver a cargarlo; por ello, tendremos una parte del disco dedicada a guardar los respaldos de la hibernación.

Creo que la mejor manera de usar la suspensión es en los portátiles. Si cerramos la pantalla entrará en suspensión, para períodos cortos de tiempo sin usar o cuando detectemos que ya queda muy poca batería. La hibernación funcionará igual para equipo portátiles o de sobremesa, pero te irá quitando espacio de almacenamiento en el disco.

¿Cual de las tres opciones es la que tú usas?

Vía | SoftHoy

También te puede interesar

Comentarios

5 comentarios
  • esta muy bueno el post…
    pero no evite notar el error en una palabra… “windows” (en el párrafo 6)
    😉 muy buen post

  • juan hobbes

    interesante, gracias!!!
    vivo muy cerca al mar (demasiada humedad), en la pc de escritorio tenia el problema de reemplazar la fuente de poder con frecuencia, por lo menos 3 veces al año.
    Antes en las noches lo usual era apagarla, ahora solo la suspendo, llevo un año sin tener que reemplazar nada.

    • ahhh ya, pero bueno supongo que es de uso “rudo” por así decirlo, yo la prendo y la apago… la suspendo por unas hora una que otra vez y esta todo bien (y ya tiene como 2 años) y la ocupo técnicamente todo el día… ¿compre una computadora muy buena? xD

  • kareenah

    tengo una netbook vaio pero no tiene las opciones de hibernar ni suspender. habra algo que pueda hacer al respecto x ke antes si lo hacia

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *