Softhoy » Linux » Analizando Ubuntu 7.10 (I)

Analizando Ubuntu 7.10 (I)

13 noviembre 2007

Ubuntu

Por gentileza de Canonical, quienes amablemente envían gratis cedés (hasta con 4 pegatinas) de Ubuntu, Kubuntu y Edubuntu y aprovechando el tirón de la última versión lanzada, me he decidido a instalar Ubuntu en mi ordenador; y siendo redactor de éste blog que soy (desde hace ya tiempo), me he decidido también a analizar Ubuntu 7.10 Gutsy Gibbon para todos los lectores de Software Hoy, en una serie de posts que hoy comienzo a escribir.

Las primeras pruebas han sido realizadas en un PC clónico, AMD Sempron 2800+ a 1,7Ghz, con 512Mb de RAm y 64Mb dedicados para vídeo; dos discos duros (80Gb a 7200rpm y 8Gb a 5400rpm, ambos de 3,5” y quedando Ubuntu instalado en el segundo), tarjeta de sonido C-Media y chipset gráfico SiS.

Primero introduzco en Windows XP Home mi disco, el original que recibí mediante Ship It. Me salta una versión para Windows de K-Meleon, que me dice si quiero instalar versiones windowseras de Firefox, Thunderbird y AbiWord; literalmente paso de esa ventana y me voy al explorador del CD, donde estaba un icono de algo relacionado con Wubi (que, recordemos, es un instalador de Ubuntu basado en Windows). Lo ejecuto, y al reiniciar el sistema me encuentro con un menú con dos entradas, Windows y Ubuntu-Linux. Entro al segundo, y acto seguido comienza a cargar en memoria el Live CD. Tarda un poco, aunque aceptable. Luego me abre una sesión “desechable” de Ubuntu 7.10, con la configuración predeterminada, y sabiendo yo que todos los cambios que haga se van a la mierda al cerrar la sesión.

Comenzando a trastear, a lo primero que me voy es a intentar activar los efectos gráficos. Desilusión: requieren descargar unos drivers y luego reiniciar el sistema, con lo que desde el Live CD no puedo hacerlo. Igualmente el ordenador en que hice las pruebas no tiene conexión a Internet, así que todavía no podré evaluarlos. Luego trasteo por los temas, bastante vistosos (aunque no son horteras en absoluto), y muy personalizables, permitiendo poner por ejemplo cualquier color en el tema del sistema, cosa que en Windows no puede hacerse (al menos de manera nativa).

Al seguir trasteando, algo que me sorprendió gratamente es que mi multifunción HP PSC 1400 me la reconoció nada más encenderla, permitiéndome imprimir y escanear sin problemas (y con una calidad bastante aceptable de imagen en ambos casos). Igualmente mi teclado multimedia de Labtec también lo reconoció sin problemas, y autoconfiguró las teclas no-estándares, que funcionan a la perfección en Rythmbox.

De momento la impresión que me he llevado es muy grata, podeis probarlo.

En próximas entregas, la instalación y la configuración fácil de Ubuntu. ¡No te la pierdas!

Ubuntu - Instalación

Enlace | Ubuntu

Tags: , ,
Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información